Liderazgo situacional

 

liderazgo situacional

El liderazgo, es la capacidad de inspirar y de dirigir a personas y grupos. Según Goleman el liderazgo es una artesanía emocional.

No depende del cociente intelectual de un individuo,  ni de una formación técnica impecable.

Sólo pueden liderar efectivamente aquellos que posean “inteligencia emocional”, es decir, la capacidad para captar las emociones del grupo y conducirlas hacia un resultado positivo.

Goleman demostró, que la capacidad para entender y canalizar las emociones propias y las de otros es mejor predictor del éxito empresarial que las capacidades analíticas o técnicas.


En el libro: “El líder resonante” de Goleman, Boyatzis y McKee, los autores desarrollan seis estilos de liderazgo, seis maneras de dirigir personas cada una con sus ventajas y sus desventajas, y sus mejores momentos para ser utilizadas.

El liderazgo situacional implica utilizar distintos estilos de liderazgo. Estos estilos, se adoptan de acuerdo al contexto, el individuo, el área de desarrollo.

El estilo de liderazgo, es la forma en que nos comportamos para influir en el comportamiento del otro.

Estos estilos son situacionales, es decir que dependiendo de cada situación y momento lo ideal es que el líder elija uno u otro.

Qué estilo de liderazgo utilizas?

Cuáles utilizás más y cuáles menos?

Qué resultados obtienes?

Muchos estudios han demostrado que cuantos más estilos practica el líder, mejor. Los líderes que han dominado cuatro o más estilos  tienen el mejor clima y el mejor desempeño medido por los resultados de negocio. Sobre todo, los líderes más efectivos son capaces de cambiar estilos con flexibilidad y cuando haga falta.

Son líderes que poseen una  sensibilidad especial para la forma en que sus acciones influyen en otras personas y ajustan sutilmente su estilo para lograr los mejores resultados.

Utilizar los estilos de liderazgo de manera oportuna y equilibrada nos permitirá alcanzar de alguna manera los resultados deseados. A continuación se describen los diferentes estilos de liderazgo, Goleman los agrupa en estilos disonantes y resonantes.

Para este autor, los estilos disonantes son el timonel y el autoritario, apuntalados a los procesos de protección, dirección, restricciones y control. Y en el caso de los estilos resonantes, se aprecian el democrático, afiliativo, visionario y coaching, orientados a la participación, las relaciones, el optimismo, la creatividad, la innovación y el aprendizaje.

La invitación es analizar cómo nos relacionamos con cada uno de ellos, cómo nos impactan y cómo impactan en los demás.

  • Liderazgo autoritario: Es un estilo poco resonante, su utilización impacta de manera negativa en el grupo, dispersa de alguna manera la motivación. Es un estilo que se debe utilizar en situaciones críticas. Su uso indiscriminado afecta el compromiso del equipo. Provoca la fuga de talentos.
  • Liderazgo democrático. Se delega al equipo la capacidad de decidir. El líder no adquiere una relevancia importante y su actuación no aporta demasiado valor añadido. Este estilo es recomendable para situaciones poco importantes que podamos delegar 100% . Sin embargo se espera del líder visión estratégica y determinación ante las situaciones importantes, por lo que será un estilo a utilizar puntualmente.
  • Liderazgo afiliativo. El líder afiliativo dice “las personas son lo primero”. Este estilo de liderazgo gira en torno a las personas .Quienes lo emplean, valoran a los individuos y sus emociones por encima de las tareas y los objetivos. Este tipo de líderes tienen una relación extraordinaria con los demás. Sin embargo, a menudo se olvidan de los resultados, lo que hace que su estilo no sea el más resonante. A pesar de sus beneficios, el estilo afiliativo no debe ser utilizado de forma única. Su enfoque basado en el elogio puede permitir que un desempeño pobre no se corrija. Utilizar solo este estilo puede llevar a un grupo al fracaso.
  • Liderazgo timonel. Aquí el líder dice qué hay que hacer, lo monitoriza y corrige. Su papel al igual que el timonel de un barco es poner rumbo y mantenerlo. Es un liderazgo muy efectivo y quizás de los más utilizados. Sin embargo, no es suficientemente efectivo en el desarrollo del talento y potenciación de cualidades personales, así como en inspirar a otros. A la larga el talento se acaba fugando si este líder no enriquece su estilo con otros más resonantes.
  • Liderazgo coaching. El líder coach, es un líder que utiliza habilidades, técnicas y modelos de coaching para sacar lo mejor de su equipo.  El líder-coach sitúa al equipo en zona de aprendizaje y hace que el propio equipo e individuos se cuestionen su forma de funcionar, potenciando la mejora constantemente. Sin ofrecer demasiadas guías y tutorización, el líder-coach consigue que las personas mejoren por sí mismos.
  • Liderazgo visionario. El líder visionario, consigue gracias a una visión muy inspiradora y a su compromiso con ella que las personas se contagien y sean fieles a ella. El líder visionario es ese tipo de persona que mueve a las masas. Ejemplos de este tipo de liderazgo fueron Mandela y Gandhi, entre otros… En contextos empresariales  se pueden destacar Juan Roig (Mercadona), Amancio Ortega (Zara), Steve Jobs (Apple)

Bibliografía:“El líder resonante” de Goleman, Boyatzis y McKee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>